Se ha añadido el artículo.

Ir directamente al contenido

5 Consejos para fritos perfectos y más saludables

5 Consejos para fritos perfectos y más saludables

En los últimos años, producto de la accesibilidad masiva de la información gracias a internet hemos tomado mayor conciencia en lo referente a nuestra salud y como debe ser nuestra alimentación para llevar una vida saludable, aumentar nuestro bienestar y alcanzar una mayor longevidad. 

Por otro lado sabemos que los platos fritos son verdaderamente deliciosos y es aquí que nos enfrentamos a la disyuntiva:

 

¿Debo renunciar por completo a los alimentos fritos?

Desde MilGenial siempre vamos a recomendarte que recurras a un médico o nutricionista para analizar tu caso puntual y ver qué es lo más recomendable.


✅ Pero y si eres de los que disfruta de éstos platos y utiliza esta forma de cocinar los alimentos o simplemente estás con un antojo, en el día de hoy vamos a darte 5 consejos para que tus comidas queden doradas y crocantes reduciendo los aspectos más negativos para la salud.


1- Utiliza el aceite adecuado

Aceite

La calidad del aceite tendrá un gran impacto en el resultado final y por consiguiente, en tu salud. 


      • Debemos considerar que todos los aceites de cocina cuando se calientan y alcanzan temperatura de inflamabilidad se queman y comienzan a humear. A este fenómeno se lo conoce como “punto de humo”.

Considerando que la mayoría de las frituras se realizan a temperaturas que rondan los 175 ºC y los 190ºC, te recomendamos que utilices un aceite de buena calidad y que tenga un “punto de humo” mayor a los 200 ºC.


Algunas opciones son:
      • Aceite de maíz(232 °C)
      • Aceite de girasol (232 °C),
      • Aceite de cártamo (266 °C)
      • Aceite de colza (240 °C).


2- Compra una freidora profunda y de calidad

Freír con una freidora de calidad y con la profundidad correcta es fundamental para que la cocción sea la correcta y que podamos hacerlo de manera segura.


      • Debemos tener en cuenta que para manipular aceite a altas temperaturas debemos tomar ciertos recaudos para que el mismo no se nos vuelque encima o nos salpique a riesgo de sufrir quemaduras importantes.

También debemos tomar en consideración que los materiales de nuestra freidora sean los adecuados para este tipo de cocción ya que de otra manera, la vida útil de la misma será breve o peor aún, nuestros alimentos pueden llegar a contaminarse.


¿Te gustaría saber qué freidora comprar? Desde MilGenial te brindamos nuestra recomendación:




3- Cocina a una temperatura constante

Cuando de frituras se trata, mantener una temperatura de cocción constante del aceite durante el proceso es fundamental no sólo para alcanzar el punto ideal de cocción de los alimentos sino que además es la manera de producir el resultado más saludable posible.


      • Cuando mantenemos la temperatura constante se forma una costra que evita que los alimentos absorban demasiado aceite. El resultado final será crujiente por fuera y cocido y húmedo por dentro.

Una manera muy sencilla de controlar con exactitud la temperatura es la de usar un termómetro específicamente para este uso y que resulta muy económico. También existen freidoras que ya lo traen incorporado y que son ideales para tener un control permanente de la temperatura del aceite como la recomendada anteriormente.

 

4- El tiempo de cocción debe ser preciso

Lo ideal a la hora de cocinar frituras es que el punto de cocción sea preciso. Es decir, no pasarnos de tiempo ni quedarnos cortos.


      • Claro está que esto requiere especial atención y lleva un poco de práctica. Te recomendamos que para empezar prestes especial atención a los tiempos que se detallan en las recetas que llevas a cabo. 

Ten en cuenta que, dependiendo del alimento que cocinamos, si está congelado o no, el tipo de aceite o la freidora que utilizamos, llevará un tiempo determinado de cocción.

      • Como regla general, debemos procurar alcanzar un color marrón dorado uniforme. Tan pronto como esto aparezca, retira la comida de la freidora.

 

5- Escurrir los alimentos luego de freírlos

Freidora

Una vez que se hayan freído los alimentos debemos escurrir la grasa de la fritura, ya sea con una rejilla, un colador o con un papel absorbente. 

      • De esta manera eliminaremos los excesos de aceite que son perjudiciales a la hora de su ingesta, reduciendo el impacto negativo que el mismo genera en nuestra salud.


Como vimos, no es recomendable comer a diario comidas fritas pero, como muchas otras cosas en la vida, la moderación resulta clave.

  • Mantén una dieta variada y practica ejercicio con regularidad y así podrás disfrutar de vez en cuando de tus platos favoritos fritos, dorados y crujientes.

      • Cuando lo hagas, ten en cuenta estos 5 consejos que te dejamos en el día de hoy para que tus comidas fritas resulten lo más saludables posibles.

 

comment 1 comentario

e
esteban calendar_today

excelente…muchas gracias , lo tendre en cuenta , me encanto!!

Dejar un comentario