Se ha añadido el artículo.

Ir directamente al contenido

5 Recetas naturales para aliviar dolores musculares

5 Recetas naturales para aliviar dolores musculares

El dolor muscular es una consecuencia directa del esfuerzo físico, la tensión, la sobrecarga, los cambios en el clima o también un síntoma de una lesión o enfermedad; por lo que siempre es importante consultar a un médico especialista según el caso.

Dicho esto, te mostraremos a continuación algunos calmantes o remedios naturales y sus principales aplicaciones con el objetivo de que puedan ayudarte a aliviar e incluso erradicar ciertas dolencias musculares.

 

1) Ajo:

ajo

El ajo es un alimento reconocido por sus propiedades medicinales naturales. Es muy recomendado para combatir infecciones respiratorias, estimular el sistema inmunológico y funciona además como un excelente desintoxicante para el organismo.

Además es fuente de colágeno y ayuda a generar proteína a nuestro cuerpo, siendo un aporte fundamental para ligamentos, huesos, tendones y músculos. Funciona como un antiinflamatorio, por eso si tienes dolores musculares es recomendable ingerir esta planta herbácea.

    • Una de las formas de hacerlo es picar o machacar el ajo en agua hirviendo y mantenerlo en reposo durante 5 a 10 minutos, para luego retirar del fuego y beber tibio.

 

2) Aceite de Oliva:

aceite de oliva

El aceite de oliva que también lleva el mote de “oro líquido” por su dorada apariencia y sus virtudes gastronómicas, es también uno de los productos más saludables de nuestra dieta.

    • Es también específicamente beneficioso tanto para la ganancia muscular como para la recuperación de los músculos, ya que posee Omega 3 que es un ácido graso realmente potente para reducir los problemas musculares y aumentar el flujo sanguíneo hacia los músculos durante el ejercicio por lo que es muy recomendable para deportistas.

Se podrá utilizar a través de su ingesta o aplicando directamente en la zona, preferiblemente con un masaje.

 

3) Jengibre:

Jengibre

El jengibre tiene una larga historia de usos en la medicina tradicional y alternativa. Se utiliza para ayudar en el proceso digestivo, reducir náuseas, combatir la gripe, el resfriado, disminuir la inflamación y reducir el dolor muscular.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas posee efectos muy positivos que ayudan a aliviar los dolores musculares y también los de las articulaciones.

    • Es recomendable incluir una pequeña rodaja de esta raíz en un té u otro tipo de infusión para su ingesta, aunque también se puede machacar sin quitarle la cáscara en una olla con agua y dejar hervir durante un minuto. Dejar que temple y mojar una toalla para aplicar directamente sobre la zona afectada.

 

4) Cúrcuma:

Curcuma

La cúrcuma es una planta tropical de flores amarillas, agrupadas en espigas, fruto en forma de cápsula y raíz similar a la del jengibre. Muy aromática y de sabor amargo.

Desde hace siglos se viene empleando en Asia incluyéndose en nuestra dieta hace relativamente poco tiempo, pero resultando muy accesible y con utilizaciones diversas.

Lo cierto es que además de sus cualidades culinarias se trata de un potente antiinflamatorio muscular y actúa también en la regulación de la respuesta inmune frente a la infección; de ahí su efecto músculo protector.

    • Para su consumo podremos preparar una infusión. Necesitaremos para esto tan solo 10 gramos de cúrcuma por cada litro de agua. Se consigue fácilmente en polvo aunque también podrás rallarla, dejando hervir en ambos casos durante 15 minutos aproximadamente.

 

5) Romero:

Romero

Éste arbusto aromático de origen mediterráneo pero fácil de encontrar en un paseo de campo, posee un delicioso sabor tan característico como áspero y algo picante además de contar con numerosas propiedades para combatir el dolor articular y muscular.

Su efecto relajante ha impulsado la elaboración de aceites esenciales para diferentes tratamientos. Tiene la propiedad de disipar la inflamación transformándolo en uno de los mejores remedios caseros para el dolor muscular.

    • Deberás hervir 30 gramos de romero y luego humedecer un paño con esta agua y colocarla sobre la zona afectada. También es muy recomendable por sus propiedades, su sabor y su efecto refrescante, colocar una rama de romero en una jarra con unas rodajas de limón.

 

Ahora ya lo sabes. Con éstos bondadosos elementos que seguramente tengas en tu hogar o que de lo contrario podrás adquirir fácilmente ¡podrás aliviar los dolores musculares que te aquejan de forma natural! Y no olvides consultar siempre a tu médico si el dolor es muy intenso o persistente.

Dejar un comentario