Se ha añadido el artículo.

Ir directamente al contenido

Cómo colocar paneles de Yeso correctamente

Cómo colocar paneles de Yeso correctamente

Las placas de yeso son un material prefabricado que se utiliza con asiduidad para construir paredes y techos interiores. Las mismas son resistentes al agua por lo que son muy utilizadas como aislantes de la humedad, aunque también se utilizan para la insonorización.

Además su carácter aislante permite que se mantenga la temperatura en cada espacio, evitando pérdidas de energía. Es un material ligero y liviano lo que ayuda a quitar peso a la construcción además de ser una opción bastante económica.

 

A continuación te mostraremos el paso a paso para que tengas una noción integral de cómo colocar yeso en una pared.

 

1- Limpiar la superficie:

Remover de la pared donde irá colocado el yeso todas las imperfecciones, polvo, clavos, alambres y todo tipo de obstáculos que generen un desnivel considerable. 

 

2- Enmarcado de placa

Nos enfocamos en el enmarcado de la placa de yeso. Para placas de 1,22 x 2,44 metros debemos colocar marcas en el lado posterior a cada 30,5 cm a lo ancho y a lo largo de la placa asegurándonos dejar un espacio de 2 cm entre el borde y la marca.

      • Debemos considerar que los interruptores de luz y demás salidas eléctricas deben ser ubicados en la placa por lo que debemos determinar bien su ubicación para marcar correctamente y poder cortar.

      • Para este punto podremos utilizar la Herramienta para Cortado y Medición de Placa de Yeso Pro, con la que podremos medir, marcar y cortar los paneles de yeso con total facilidad ¡Y todo con la misma herramienta!



3- Mojar considerablemente

Mojar con un rodillo o brocha toda la superficie o pared en donde irá pegada la placa de yeso. 

 

4- Preparar el pegamento.

Agregar agua en proporción de 13L por cada saco de 25Kg de adhesivo.

      • Colocar el adhesivo de manera paulatina para permitir la hidratación uniforme y evitar la formación de grumos. Es importante no verter demasiado rápido y respetar la proporción de agua. Dejar reposar de 3 a 5 minutos para garantizar la hidratación de las partículas de polvo.

      • Con un mezclador mecánico agitar la mezcla también de 3 a 5 minutos o hasta obtener una pasta homogénea.

 

 5- Hora del adhesivo

Posteriormente y con la ayuda de una espátula o dosificador plástico colocamos el adhesivo sobre la espalda de la placa de yeso (en los cruces de las marcas hechas previamente en el punto 2) o directamente sobre el muro donde irá la misma.

      • Deben ser de un tamaño mínimo de 5cm de diámetro y un espesor superior a los 1,5cm.

 

6- Luego colocaremos la placa de yeso

Sobre el muro presionando uniformemente, preferentemente con la ayuda de un nivel o regla. Golpeamos levemente para lograr la correcta distribución del adhesivo.

 

 7- Protección de las uniones en las esquinas

Se utiliza cinta esquinero metal de papel, la cual no requiere la utilización de tornillos. Se debe aplicar compuesto con una espátula por ambos lados de la esquina, cortar la cinta según el largo requerido y embeberla en el compuesto retirando el exceso.

 

 8- Colocar Masilla

Para tratar las juntas entre hojas de paneles de yeso y los esquineros es recomendable utilizar un compuesto específico para esto.  En este punto te recomendamos que utilices la Herramienta Aplicadora de Masilla para Paneles de Yeso. Una espátula de acero inoxidable que te ayudará a emparejar paredes de yeso o distintos trabajos que realices en yeso.




      • Con la ayuda de ésta debemos colocar una cantidad de compuesto considerable para sellar las uniones. Posteriormente colocamos la cinta de papel encima del compuesto y de la junta, cuidando que quede centrada en la unión y que quede bien pegada con la ayuda del compuesto.

      • Pasar nuevamente la aplicadora para retirar el exceso de producto que haya quedado, con el objetivo de que la superficie quede bien lisa. Dejar que seque y repetir el procedimiento por lo menos unas tres veces y dejar secar completamente.

 

 9- Utiliza pegamento

Si queremos lograr una verdadera uniformidad de texturas entre las juntas y el resto de la placa para un mejor acabado, es recomendable pasar por toda la superficie una fina capa de pegamento con la ayuda de una espátula.

 

 10- ¡Ahora a lijar!

Debemos lijar completamente el muro con un lijador manual, la esponja lijadora, papel lija o una lijadora eléctrica. Debe hacerse con especial orientación hacia los detalles ya que de esto dependerá que el muro quede totalmente homogéneo y eliminar los bordes y rebabas propias del proceso.

 

 11- Sellador acrílico y pintura

Debemos tratar el muro con una mano de sellador acrílico antes de que este reciba el acabado final. Luego de esto si podremos dar dos manos de la pintura de preferencia.

Dejar un comentario