Se ha añadido el artículo.

Ir directamente al contenido

Como utilizar correctamente una amoladora

Como utilizar correctamente una amoladora

Cuando trabajamos con herramientas es necesario tener una serie de consideraciones y precauciones que nos garanticen su uso óptimo y seguro para lograr también, resultados eficientes.


A continuación te daremos algunos consejos de cómo usar una amoladora, una herramienta eléctrica que se caracteriza por su utilidad y versatilidad.


¿Qué es una amoladora?

La amoladora es una herramienta eléctrica que tiene un motor con el que se hace girar un disco a revoluciones muy altas. Suelen incluir un mando ajustable en el lateral para facilitar el agarre y la manipulación. En función del disco elegido podremos realizar diferentes trabajos como cortar, lijar y pulir diversos materiales.



Utilidad y superficies de uso.

Existen varios tipos de amoladoras de diferentes tamaños, con motores y potencias diferentes. La elección de la indicada, estará determinada por el tipo de trabajo que vamos a realizar, así como por su complejidad. Por esto es bien importante tener en cuenta el uso que vamos a darle antes de comprar una, así como la debida orientación que debemos solicitar al proveedor.

amoladora cortando metal


También existe gran variedad de discos de diferentes diámetros y cuya elección estará condicionada por el material sobre el que vamos a utilizarlo. Cada material necesitará un disco concreto, posibilitando distintos usos de corte, lijado, desbastado o tronzado. Habitualmente la amoladora es utilizada sobre piedra, cerámica, ladrillo y granito.



¿Qué medidas de protección debo implementar?

La amoladora es una herramienta manual, eléctrica y de corte potente; con todo lo que ello implica. Por esto, será necesario extremar las medidas de seguridad para disminuir los riesgos de tener un accidente y trabajar de manera segura.


Resulta imprescindible contar con todo el equipamiento de protección adecuado. Esto es:

  • Guantes
  • Gafas
  • Mascarilla. 

  1. Los discos de corte de la amoladora tienden a echar chispas cuando entran en contacto con la superficie, por eso es importante proteger ojos y manos.

  2. Esas mismas chispas pueden generar un incendio, así que trabaja lejos de materiales inflamables. Si tu amoladora es con cable, procura que el mismo permanezca siempre lejos del disco mientras esté funcionado.

  3. Como toda herramienta de disco, hay que tener especial atención a la ropa con la que trabajamos para que la misma no se enganche al disco y pueda provocar una lesión.


Ejecución de la herramienta.

Hombre cortando con amoladora

Si tomas todas las medidas de seguridad y de protección, su uso es sencillo y no es peligrosa. Debes sujetarla con firmeza, con una postura cómoda y manteniendo el equilibrio.


Lo primero es acostumbrarse al peso y la ergonomía de la herramienta antes de ponerte a trabajar con ella. Realiza algunas pasadas de práctica o comienza con trabajos sencillos antes de pasar a tareas más complejas.

 

Aclarado esto, pasemos a sus principales usos:

 

  • Corte de diversos materiales:

    Con esta herramienta eléctrica se pueden hacer cortes en materiales hechos de cerámica, como baldosas o azulejos. También ladrillos, piedras, metal, granito y madera.

  • Desbastado:

    Se trata de eliminar material de manera superficial. Consiste en realizar microcortes horizontales para retirar una parte o la totalidad del material. También existen discos específicos para el desbastado, pero es posible conseguir una función idéntica aplicando discos finos y colocando la máquina con una leve inclinación sobre el material.

  • Eliminación de óxido y pintura:

    Reemplazando el disco de corte por un cepillo especial, podrás retirar totalmente capas de óxido sobre superficies metálicas y también pintura.

  • Trabajar en hierro:

  • Se pueden realizar trabajos y cortes de barras, vigas y chapas para, por ejemplo, construir rejas o puertas.


  • Agujereado:

  • Entre el variado repertorio de accesorios para amoladoras, existen piezas en forma de corona para conseguir circunferencias perfectas en metal, hierro o madera.



    Esperamos que con este artículo te hayamos ayudado a conocer un poco mejor a esta herramienta de gran utilidad. Acuérdate de tomar las debidas precauciones de seguridad y de perfeccionar tu técnica poco a poco antes de involucrarte en proyectos muy complejos. ¡Con un poco de práctica serás un verdadero experto!

    Dejar un comentario