Se ha añadido el artículo.

Ir directamente al contenido

Consejos para alargar la vida útil de tus brocas

Consejos para alargar la vida útil de tus brocas

Cuidar nuestras herramientas es un factor fundamental ya sea para que los trabajos que emprendemos con ellas tengan una mejor ejecución y un mejor acabado, como también por el hecho de ahorrarnos dinero en repuestos o en una herramienta nueva y valorar el costo de la inversión que hacemos en ellas.


Por eso en esta ocasión te dejamos una serie de recomendaciones para que puedas tener las brocas del taladro siempre listas y en las mejores condiciones. 


      • Si bien es verdad que existen diferentes tipos de brocas dependiendo del material que vayamos a perforar, estas recomendaciones podrán ser utilizadas en cualquiera de ellas ya que el mantenimiento de cada una de ellas es muy similar.

 

Pasos:

1- Lubricación:

Lubricar periódicamente las brocas con aceite lubricante nos ayudará a extender su vida útil. De esta manera estaremos cuidando el filo, el temple del acero de la mecha disminuyendo la fricción y la probabilidad de que la misma se quiebre.


2- Dejar enfriar

Es conveniente dejar enfriar la broca cuando se realizan trabajos prolongados. En muchos casos se utiliza agua para acelerar el proceso aunque debes saber que esto puede terminar mermando la capacidad de la broca.

      • Por ello te recomendamos que bien la dejes reposar, o que utilices dos brocas iguales para realizar el trabajo y vayas alternando entre una y otra.

3- Afilar tus brocas

Afilar tus brocas de manera regular es una excelente costumbre que no sólo optimizará el funcionamiento de la mecha sino que además te permitirá ahorrar mucho dinero ya que no tendrás que comprar brocas nuevas.


Desde MilGenial te recomendamos este práctico Afilador de Broca que incluye tres canales para diferentes tamaños de broca para que le puedas realizar el mantenimiento a tus brocas tu mismo desde tu propio hogar.




4- Cuidar la velocidad con la que perforamos

Esto se realiza con el fin de que la broca no se queme. Cuando taladramos metales, debemos tener en cuenta que debemos utilizar las revoluciones adecuadas ya que si hacemos un mal uso la broca podría recalentarse y estropearse. 

      • Debemos tener en cuenta que cuanto más blando es el metal y menor el orificio, mayor podrá ser el número de revoluciones a las que utilicemos el taladro.

¡Poné en práctica estas breves y prácticas recomendaciones y conseguirás alargar la vida de las brocas, además de lograr que éstas se encuentren siempre en óptimo estado para el trabajo!

Dejar un comentario